Jamie "Jay" Tucker

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Jamie "Jay" Tucker

Mensaje por Jamie "Jay" Tucker el Miér Ago 03, 2016 5:51 pm



Cheerios
18
Sophomore
Mississippi
Joseph Gilgun
Jamie "Jay" Tucker
Let's do it like they do on the Discovery Channel


Jay es, principalmente, gilipollas. Maleducado, escandaloso, obsceno y descarado son muchos de los adjetivos capaces de describir las "cualidades" del sureño. Un bully en potencia sin ninguna consideración, superficial, hiriente por afición y un verdadero cabrón. Soez e irrespetuoso, el impertinente original al que todo se la resbala gracias a un ego que lleva años desarrollando y perfeccionando. Algo machista y prejuicioso, tampoco cree cometer errores y si lo hace, nunca le verás admitiendo la culpa, pues es un verdadero experto en responsabilizar al resto. No tiene consideración por nadie excepto por sí mismo y algún que otro miembro de su familia, ni siquiera por sus amigos, es de ese tipo de personas que te apuñalarán por la espalda en cuanto la situación sea desfavorable, básicamente porque es un cobarde, el típico gallito que instiga a los contrincantes de una pelea pero nunca se inmiscuye en ella. Experto en "pranks", cruel, con un sentido del humor basto al más puro estilo Seth Macfarlane, su ídolo indiscutible. Grosero, irritante, cree tener una respuesta para todo y reduce a lo absurdo; sarcástico y monotemático, le es casi imposible no incluir una referencia sexual en cualquiera de sus frases. Sin ningún tipo de sentido del ridículo, aprecio por la intimidad o respeto por el espacio ajeno. Sabe que molesta y le gusta.

Su personalidad quizás sea consecuencia del transcurso de su infancia y adolescencia. Ante el pasotismo de sus padres y como manera de alejar la deplorable situación en la que vivía, adoptó una actitud de total despreocupación y desapego, de manera que llegó realmente a no afectarle. Se conforma y agradece interiormente lo que tiene. Porque a ver, podría ser peor y si algo bueno tiene el chaval es que optimismo no le falta.
Descripción Psicológica


La historia de Jay no tiene ningún sentido si no hacemos un breve recorrido por la de sus padres. Audrey Tucker pertenecía a una adinerada familia inglesa dueña de una industria cárnica, los Hamilton, muy snobs ellos, de ese tipo de personas cuya reputación les importa más que su propia vida. Su pequeña chuletita les salió rana y con quince años ya era adicta a drogas muy variadas, tantas, que es mejor no perder tiempo en enumerarlas. Temiendo ver afectada su impecable imagen, los Hamilton decidieron enviarla a una clínica de desintoxicación, cuanto más lejos mejor y fingir ante sus conocidos que la habían mandado a Estados Unidos a estudiar. En esa clínica conoció a Ray, un sureño de pura cepa ingresado por alcoholismo del que se enamoró perdidamente. Ray le sacaba ocho años a Audrey, que en ese momento contaba con diecisiete. Allí su romance de cuento, que comienza con la huída de la clínica hacia la libertad de una vida compartidaen Mississippi, tiene su primer fruto ese mismo año con el nacimiento de Ray Jr. quien más tarde, acabaría protagonizando junto a su mejor amigo un robo a mano armada que se cobraría la vida una víctima de cuya muerte le acusaron a él – siete añitos lleva ya en la trena -. Antes de eso, y tres años después del nacimiento del primer hijo, llegó Budweiser, el producto de una noche loca aderezada sola y exclusivamente con el preciado elixir estadounidense y quién, irónicamente, llegaría más alto que ningún otro miembro de la familia.

Hasta aquí, todo parecía ir medianamente bien o al menos así lo creían ellos. Audrey ya no consumía más que alcohol, lo cual tampoco significaba nada bueno, pues Ray y ella habían convertido el beber en su afición compartida – y como prueba de ello tenemos al pobre Bud – y poco a poco el vicio fue haciendo mella en ellos. Ray era el único que trabajaba y no ganaba lo suficiente como para mantener a los cuatro, mientras que Audrey no encontraba ninguno. La relación entre ambos fue empeorando poco a poco según la situación familiar se iba gradualmente a pique, envenenada sobre todo por Audrey, quién aún conservaba retazos de la educación y moral impartida por su familia y siempre se pensó más que su marido. Descuidaron a los niños, bebían cada vez más, discutían e incluso llegaron a agredirse el uno al otro. En esa época llegó Abigail y dos años después se produjo el estallido al nacer Jay, después de casi diez años sobreviviendo a duras penas. Con otra boca más que alimentar, y Audrey de nuevo adicta, esta vez al crack, la familia cayó en la más absoluta ruina y fueron finalmente desahuciados de su casa después de que despidieran a Ray de la fábrica tras presentarse demasiado borracho como para incluso olvidar cómo se desempeñaba la labor que llevaba repitiendo durante años, día tras día.

Por suerte, unos amigos de la infancia del Señor Tucker les ofrecieron alojarles en una casa que alquilaban en Awesometown con la condición de pagarles una vez se hubiesen recuperado. Algo que ellos ni intentaron. Se mudaron allí junto con el abuelo Joe para aprovecharse de la pensión beneficiándose de la condición senil del pobre hombre. Pero por supuesto, no era suficiente para pagarse las adicciones, menos cuando Ray era incapaz de volver a conseguir un trabajo. Fue entonces cuando Audrey, el cerebro completamente carcomido por el crack, decidió empezar a trabajar en un streaptease para más tarde, unos seis años adelante, también prostituirse -  En esto Ray, a quién parece ya no importarle nada en esta vida, no opina y finge no saber nada sobre el tema, aunque en realidad y por la necesidad, incluso a veces le lleva clientes -.

Hace cuatro años, además, Abigail se quedó embarazada, con dieciséis y dio luz a una preciosa niña a la que llamó Kimberly. No sabe quién es el padre y tampoco pretende buscarlo, así que la niña vive también con ellos y a veces se la suele confundir con la hermana pequeña de Jay. Después de eso, Abigail dejó de estudiar y comenzó a trabajar como cajera en un supermercado.

Actualmente, la familia sobrevive gracias al dinero que Audrey trae a casa – Ray ya se ha resignado, no busca trabajo y se pasa el día demasiado bebido y deprimido como para ser útil en la sociedad – las ayudas, la pensión del abuelo Joe y las transferencias que de vez en cuando les hace Bud desde Nueva York - a los hermanos también suele mandarles ropa -.

Como hemos podido observar, Jay ni siquiera es el protagonista de su propia historia, pues de todos los hermanos, es el que ha pasado más desapercibido, con más horas echadas en la calle que dentro de casa y refugiándose en su irritante personalidad para alejar toda la mierda. Llevaba dos años sin estudiar, solo trabajando, hasta que decidió retomar el instituto. Decir que no pone nada de esfuerzo sería mentir, pues él lo intenta, pero con eso de que su fuerza de voluntad ante la responsabilidad es nula, no le va demasiado bien.
Historia personal


Padre:
✦ Nombre completo: Ray Tucker
✦ Profesión: Trabajador industrial en paro

Madre:
✦ Nombre completo: Audrey Tucker (Su apellido de nacimiento es Hamilton)
✦ Profesión: Streaper

Hermano/s:
✦Nombre completo: Ray Jr. Tucker
✦Profesión: Preso (?)

✦Nombre completo: Budweiser "Bud" Tucker
✦Profesión: Abogado

✦Nombre completo: Abigail Tucker
✦Profesión: Cajera de Supermercado

Otros familiares:
✦ Kimberly “Kim” Tucker (Sobrina): Es la hija de su hermana Abigail, de cuatro años de edad.

✦ Joe Tucker (Abuelo) Veterano de guerra, perdió ambas piernas en Vietnam, está bastante senil y lo único que le consuela es escaparse al prostíbulo más cercano en cuanto tiene ocasión.

✦ Connie Fisher (Cuñada): La esposa de Bud, una mujer de mucho carácter que desprecia sin miramientos a la familia de su marido. Conserva el apellido de soltera.

✦ Rose Tucker-Fisher (Sobrina): Tras muchas discusiones, Bud y Connie llegaron al acuerdo de convertir el apellido de su hija en uno solo. La tensión aún se palpa.

En la casa familiar conviven el matrimonio Tucker, Jay, el abuelo Joe, Abigail y la pequeña Kim. Bud, su mujer y su hija viven en Nueva York y Ray Jr. Lleva siete años cumpliendo condena en una penitenciaría de Ohio.


Historia familiar: Como ya hemos comentado, Ray Jr. se encuentra cumpliendo condena en una penitenciaría de Ohio por un asesinato que realmente no cometió, pues fue su amigo el ejecutor y no él, pero ha sido imposible de demostrar.

Bud se vio obligado a pagarse él solo la carrera de Derecho hasta conseguir una beca después de mostrar un expediente impecable. Papá y mamá siempre habían pasado olímpicamente de él y no fue hasta que consiguió el trabajo de su vida en Nueva York, donde vive actualmente, cuando empezaron a reparar en el más inteligente de sus hijos. Allí conoció a Connie, una agente de una inmobiliaria con la que se casó y tuvo a Rose. Connie odia a los Tucker y las pocas veces que van a visitarles a Awesometown son sin la niña, a la que dejan al cuidado de sus abuelos maternos. Bud lleva años repasando el caso de Ray Jr. para intentar sacarle de la cárcel.
Datos familiares


Otros clubes a los que pertenece:



Curiosidades:
✦ Su gran amor son las series de animación para adultos, entre ellas Padre de Familia, Rick y Morty, Robot Chicken, Futurama...

✦ No lo admitiría ante nadie, pero le encantan los dramas y los musicales. Su película favorita es La Vida es Bella.

✦Profesa un cariño sideral hacia su sobrina Kim. La niña a su corta edad está demostrando poseer una gran inteligencia y Jay cree que será el futuro de la familia.

✦Jay trabaja en una línea erótica gay para sumar billetes a los ingresos de la familia.

✦La única razón por la que está en las Cheerios es la facilidad de tocar carne femenina, pero suplicó de manera tan convincente que todo el mundo pensó que era pura vocación.

✦Es el único de la familia en cuyos rasgos es perfectamente perceptible la sangre inglesa, por eso muchas veces su abuelo le denomina como “el bastardo”.

✦Le gusta hacer bromas pesadas (pranks) y grabarlas en vídeo, tanto a personas conocidas como aleatorias. Le encanta putear a los Freshman.

✦Le gusta la cerveza y la marihuana, pero se niega a probar alcoholes más fuertes o drogas más duras. Suficiente con lo que tiene en casa.

✦Aparenta ser más mayor de lo que realmente es (nació con cara de viejo, que se le va a hacer) lo cual le ha valido para, por lo menos, poder comprar tabaco sin que le pidan el carnet durante años y colarse en fiestas y conciertos.

✦Se ha visto obligado a hacer varias veces servicios a la comunidad por delitos menores. La última se llevo el mono porque le gustaba, y a veces se lo pone porque sí.

✦Va muy a menudo a visitar a su hermano Ray Jr. a la cárcel, al fin y al cabo, se podría decir que prácticamente le crió cuando sus padres estaban demasiado borrachos o colocados para ocuparse de él.
Otros datos
© RANDOM HIGH SCHOOL


Última edición por Jamie "Jay" Tucker el Vie Ago 05, 2016 11:22 am, editado 1 vez
avatar

Mensajes : 721
Fecha de inscripción : 02/08/2016
Jamie "Jay" TuckerEx-Alumno

Volver arriba Ir abajo

Re: Jamie "Jay" Tucker

Mensaje por El Instituto el Vie Ago 05, 2016 1:01 am

Parece que sabes escribir... está bien. ¡Aceptado en Random High School!

No olvides hacer los registros correspondientes. ¡Gracias!
avatar

Mensajes : 3980
Fecha de inscripción : 24/09/2013
El InstitutoEspíritu del instituto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.