Gio Lupei

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gio Lupei

Mensaje por Gio Lupei el Mar Ago 30, 2016 11:09 pm



CHEERIOS
14
FRESHMAN
RUMANÍA
LANEYA GRACE
Gio Lupei
En la Luna llena, sin manada, a punto de extinción


Libre. En sus escasos catorce años, jamás ha conocido cadena alguna que la atase: ni familiar, ni social, ni legal. Para ella no existen fronteras ni territorio inexplorado. Es valiente, una superviviente y, además, terriblemente curiosa. Tanto que, en ocasiones, puede llegar a ser un auténtico coñazo.

Artista. Criada en un circo ambulante, qué esperáis. Orgullosa descendiente de feriantes, salió más espabilada que el Lazarillo de Tormes y aprendió a actuar, bailar, hacer trucos de magia y adivinación, a hacer malabares, acrobacias y, en resumidas cuentas, cualquier actividad relacionada con el circo. Eso sí, no le pidáis que lea o que estudie. Se distrae enseguida. De hecho, habiendo recibido una educación más bien precaria, el mero hecho de leer un renglón completo se le antoja un calvario. Y no hablemos de las faltas que comete.

Inconstante. Acostumbrada como está a la vida nómada del circo, le cuesta mucho mantener relaciones de afecto durante un período de tiempo prolongado, por lo que, sin querer, tiende a descuidar las relaciones o a mostrarse desapegada. Nada más lejos de la realidad.

Apasionada. Gio ama con devoción y, si la necesitaran, se desviviría por los suyos. Se rajaría en dos para abrirse y mostrar todo lo que siente si fuera necesario. La otra cara de la moneda es que odia con rabia incandescente y sus enfados pueden acabar en tragedia debido a su manera de explotar. Grita, señala, sacude y pone las cartas sobre la mesa a manotazos. Eso sí, enseguida se le pasa.

Pura de alma y de corazón. Auténtica. No entiende de cánones de belleza ni de estereotipos sociales. Por qué está bien ser alta y delgada. Qué problema hay con los granos si se van a los dos días. Por qué una falda es demasiado corta o demasiado larga. Por qué los niños juegan al balón y las niñas a las muñecas. Por qué está mal que dos niños se den la mano. Todas esas cuestiones, consecuencias del yugo social, son algo que desconoce. Para ella, la gente es gente. Y eso significa que pueden ser amigos. ¿No?
Descripción Psicológica


Había una vez una encantadora y humilde familia que tenía una granja en un pueblecito de Rumanía. Dedicados a una vida rural y sencilla, a su huerto, a su parcelita de bosque y a sus animales, nunca les faltó de nada. Pero Daryna, la hija de en medio, la que no quería heredar el negocio familiar, como la mayor, ni soñaba tampoco con convertirse en un prestigioso director de orquesta, como el menor, cometió el terrible error que sólo puede cometerse a los dieciséis años: se enamoró perdidamente.

El chaval, Dorian, era nada más y nada menos que un feriante que había venido con su circo ambulante a la aldea durante los dos meses que durase el verano. Dos meses son sesenta y un días. Les bastaron tres para enamorarse. Los siguientes cuarenta se dedicaron a “aprovechar el tiempo” antes de que llegase el momento de la despedida. El día cuarenta y cuatro decidieron que no la habría. Dorian le había propuesto a Daryna huir con él. Y Daryna había aceptado.

Se unió al circo ambulante y aprendió todo lo que Dorian le enseñaba: bailar –y más tarde, ella aportó un par de bailes además de alguna danza tradicional rumana que le había enseñado su madre-, amaestrar perretes, leer el tarot… Daryna absorbió todo como una esponja y se enamoró de la profesión y, cada día más, de Dorian, que la correspondía con una pasión y una intensidad que compensaba, con creces, las dificultades que la vida nómada les presentaba.

Pasaron los años y sus compañeros feriantes iban y venían. Unos abandonaron para echar raíces en lugares que iban visitando; otros, decidieron que aquella vida no era para ellos; y otros nuevos llegaron, ocupando los puestos vacíos que los anteriores dejaban. Eran como una gran familia. Sólo Dorian y Daryna permanecían y, cuando ambos rondaban los veintipocos, ya eran dueños del circo. Se casaron. A su manera. Una iglesia sencilla en una aldea que no conocían y el resto de feriantes como testigos, se unieron en matrimonio felices e igual de enamorados que el primer día. A los pocos años, Daryna estaba embarazada, y nueve meses después nació Jeremiah, un niño sano, vivaracho y más listo que un ave rapaz.

Tres años después nació Gio, y nada parecía haber cambiado en la vida de la familia. La plantilla del circo ambulante se había reducido un poco y ya no había tantas caravanas, pero aún quedaban muchas: la de los acróbatas, Siri y Carles, que eran unos cachondos; la de la tarotista, una señora vieja, ajada e hiperactiva llamada Hortensia, una familia de malabaristas que se apellidaba Ronvo, un par de chicas que bailaban y cantaban como los ángeles llamadas Angëlika y Adriana; y el chico del fuego, Andrea, cuyo show siempre sobrecogía hasta al público más complicado.

Jeremiah y Gio aprendieron de todos. Los dos eran espabilados y apasionados del circo. Estudiaban en la caravana todo lo que Dorian y Daryna podían enseñarles, que tampoco era mucho, pero, aunque nunca fueron grandes eruditos, daba igual: eran felices, y eso era lo importante.

Los años pasaron. Jeremiah cumplió trece y Gio diez. El circo, poco a poco, fue vaciándose. El negocio estaba de capa caída y “sentar la cabeza” comenzaba a ser cada vez más tentador. Siri y Carles acabaron enamorados y se fueron a vivir su amor a Latinoamérica en busca de un lugar donde predominase la sangre caliente. El mayor de los Ronvo quiso ser doctor y, al final, abandonaron la vida feriante para acomodarse en un pueblecito del sur de Francia. Angëlika vivió un romance apasionado y violento con Andrea que no salió bien, así que ambos abandonaron el circo con la intención de pasar página y empezar, cada uno por su lado, una nueva vida. Todos fueron cayendo hasta que, finalmente, sólo quedó nuestra familia protagonista, Adriana y Hortensia, que, claro, era más anciana que nunca.

Intentaron sobrevivir, pero no pudieron. Su último tour fue por el norte de España y, finalmente, tuvieron que venderlo casi todo para poder subsistir. Adriana partió entre besos y lágrimas a probar suerte por su cuenta. La última en caer fue Hortensia, que siempre había sido como una abuela para los chavales, a la que se la llevaron los años. Y al final, nuestra familia protagonista se convirtió en una pandilla de artistas callejeros que se buscaban la vida entre trucos y espectáculos clandestinos e improvisados, con la policía a dos pasos de ellos y sin hogar fijo. Vivían en pazos abandonados, casas vacías e incluso orrios. La felicidad empezó a flaquear y, pronto, llegó la necesidad y, después, la desesperación. Comenzaron a delinquir. Todos. Los niños utilizaban su picaresca para robar carteras. Los padres, timaban que daba gusto. Llenaban bolsillos con el dinero justo para sobrevivir al día a día. Pero, a veces, no era suficiente.

Finalmente, venidos a menos, lo hicieron: atracaron un banco. Y los detuvieron. Cinco años de cárcel. Y la pareja inseparable fue separada a la fuerza cuando ambos, Dorian y Daryna, acabaron en prisión.

Gio jamás olvidará aquella despedida. Y nunca echará tanto en falta la despedida de su hermano, quien, habiéndoselo visto venir, huyó sin mirar atrás y dejó a Gio una nota jurándole que, cuando consiguiese una vida para los dos, volvería a por ella.

La justicia dejó a Gio en manos de los servicios sociales y, más tarde, decidió que su custodia sería para su familiar más cercano: el hermano menor de Daryna, nuestro director de orquesta de vocación que jamás lo fue, pero que consiguió hacerse una vida al otro lado del charco.

Y hasta aquí, con una niña de catorce años sentada en el asiento de un avión contemplando las nubes desde su ventana, puedo leer.
Historia personal


Padre:
✦ Nombre completo: Dorian Sala.
✦ Profesión: Ex-feriante. Actualmente preso.

Madre:
✦ Nombre completo: Daryna Lupei.
✦ Profesión: Ex-feriante. Actualmente preso.

Hermano/s:
✦Nombre completo: Jeremiah Lupei.
✦Profesión: Feriante. Desaparecido.

Otros familiares: Ninguno es de sangre, pero ella los considera su familia. Siri y Carles (acróbatas), la familia Ronvo (malabaristas), Adriana y Angëlika (bailarinas), Andrea (fireboy). Y, por supuesto, Hortensia, tarotista y abuela postiza (fallecida).  

Historia familiar: Más arriba.


Otros clubes a los que pertenece: -

Curiosidades:
✦ Habla muy mal el inglés. Muy mal. Sólo lo chapurrea. Sin embargo, sí sabe hablar rumano, como es evidente, gallego y español.
✦ En el circo aprendió todas las especialidades, pero se hizo experta en tarot y adivinación de otros tipos gracias a las lecciones de Hortensia. También le gustan los bailes tradicionales, tanto de su tierra (Rumanía) como de Galicia (el único lugar al que consideró hogar a pesar de todo).
✦ Su hermano le enseñó el arte del titiritero y aún hoy conserva las marionetas con las que él daba su espectáculo en las calles de Santiago.
✦ Toca el ukelele.
✦ Jeremiah se llevó a sus dos perros, a los que adoraba. Pronto, ya en America, conocerá a Malaika, su ninfa amaestrada.
✦ La tecnología es un concepto vago del que ha oído hablar pero que no ha utilizado en su vida. Nunca la ha necesitado.
✦ Nunca ha estado en un instituto. Cuando escuchó la palabra "cheerio" por primera vez, creyó que era alguna especie de ciruela.
✦ Se apuntó a las animadoras porque la orientadora del instituto le dijo que hacían acrobacias. Definitivamente, no sabe dónde se está metiendo.
✦ No entiende de religiones, de racismos ni de prejuicios. Ventajas de haber sido criada dándole la espalda al mundo real.
Otros datos


© RANDOM HIGH SCHOOL
avatar

Mensajes : 978
Fecha de inscripción : 30/08/2016
Edad : 16
Gio LupeiEx-Alumno

Volver arriba Ir abajo

Re: Gio Lupei

Mensaje por El Instituto el Miér Ago 31, 2016 7:01 pm

Parece que sabes escribir... está bien. ¡Aceptado en Random High School!

No olvides hacer los registros correspondientes. ¡Gracias!
avatar

Mensajes : 3883
Fecha de inscripción : 24/09/2013
El InstitutoEspíritu del instituto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.