Thomas J. Rice

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Thomas J. Rice

Mensaje por Thomas J. Rice el Jue Sep 22, 2016 10:28 pm



-
16
SOPHOMORE
BRIGHTON
TOM HOLLAND
THOMAS JOSEPH RICE
Keep knocking, nobody's home, I'm sleepwalking


Me gustaría poder decir que Tom es una persona abierta, que muestra su sonrisa siempre que puede. Me encantaría que lo conocieseis por ser el chico alegre que anima el día a cualquiera; porque, de verdad, tiene una sonrisa preciosa y se le iluminan los ojos cuando está contento.

Pero ese no es Tom. No es la persona que lleva siendo casi dieciséis años. A lo mejor lo fue antes de ser consciente de la que se le venía encima, o de que ese algo que va mal en su sistema inmunológico hiciese 'click' y le otorgase una vida llena de pastillas y pensamientos negativos.

Ahora, sin embargo, no. Y es tan complicado describir una personalidad volátil como el viento que seguramente lo que os diga os va a dar una idea a cada uno. Seguramente, lo conozcáis y penséis que estaba mintiendo, o que no he sido lo suficientemente fiel a él.

La máxima de Tom es la de pasar desapercibido. La de sobrevivir a cada día, deseando que al final llegue la Parca y se le lleve de una vez por todas. Y a la vez necesita que alguien le salve, que le tiendan la mano y le demuestren que no todos son unos hijos de puta y que es una persona a la que se puede querer.

Porque él no se quiere y, hasta el momento, nadie lo ha hecho.

No nos engañemos: Tom ha luchado y lucha por salir del pozo. Ha habido meses en los que le han quitado las pastillas y ha sonreído; ha cogido la cámara de fotos y se ha alegrado de ser como es. Pero la mayor parte del tiempo, vive con una neblina en la mente que le impide ver la realidad tal y como es. Se mira al espejo y lo único que vislumbra es un cuerpo monstruoso que no se acerca a lo que los demás desean proyectar en él. Piensa en él como persona y se da asco por ser tan diferente a lo que le han enseñado que es normal.

Y no debería de ser así, pero lo es.

Por eso, esa actitud huidiza pasa por timidez, por vergüenza, incluso por un complejo tonto de tartamudeo. Porque, además de todo, está tan poco acostumbrado a que cuando la atención se centra en él sea para bien que las palabras no le salen. Su mente, creativa y pensando siempre en situaciones más favorables, va a mil por hora y la lengua se le antoja un trozo de trapo.

¿Y sabéis lo peor? Que si no fuese por eso, porque le han machacado tanto con que no llegará a ser nada, con que la imagen que proyecta no es la que él cree, sería la persona alegre y amable de la que os hablaba. Porque es así, en el fondo lo es. Las pocas personas que han decidido quererle por cómo es (su niñera, la ama de llaves de casa y su chófer) le sacan una sonrisa de vez en cuando y descubren que Tom es irónico, es imaginativo, tiene carácter pero buen fondo.

Pero, como la gente solo se queda con la fachada, no indagan. Y su fachada no es atractiva. Por eso, prefiere pasar desapercibido.
Descripción Psicológica


Los Rice, esa familia tan británica como elitista que siempre ha criado a generaciones de líderes en sus campos. Medicina, derecho, ingeniería. Siempre al frente de equipos excepcionales, siempre codeándose con otros de su nivel.

Así, no es de extrañar que Augustus conociese a Lillian mientras ambos asistían a clase en la Universidad de Harvard. Podríamos llamarlo destino, como la compañera de cuarto de ella dijo, o podríamos llamarlo conveniencia. Ambos provenían de Brighton y la alta sociedad no es tan numerosa como para no conocer, al menos de vista, a los demás. Y surgió el amor. O lo más parecido al amor que pueden sentir personas que tienen como máxima prioridad su trabajo y su éxito individual.

Y es entonces, cuando volvieron a Brighton, donde empieza la historia de Tom. Siempre bajo la alargada sombra, no solo de sus padres, cegados por el reconocimiento ajeno, sino de sus hermanos mayores: Stuart y Sabrina. Tres hijos ya eran muchos para alguien tan ambicioso como Lillian y, a pesar de que les quiere a su manera, la llegada de Tom supuso un hándicap más para la abogada. Sin embargo, con la premisa de tener a otro profesional de renombre en la familia, aceptó al pequeño y no dudó en empujarle cada vez más para que esas rarezas que mostraba en su carácter se puliesen hasta hacerle un calco del resto de la familia.

Craso error.

Le diagnosticaron depresión endógena con ocho años; sus padres trataron de cubrir sus malas caras y las toneladas de pastillas que tomaba con excusas de mucha carga lectiva en el colegio y noches de insomnio para una mente tan brillante como la de Tommy. Las apariencias eran todo. No iban a permitir que otras familias pensasen que tenían a alguien débil entre los suyos.

Tan solo un par de años más tarde, esta rama de los Rice se mudó a Londres cuando a Augustus le ofrecieron el puesto de Jefe de Cirugía del Hospital St. Thomas, toda una institución en su campo. Enseguida, Sabrina fue enviada al internado femenino de Woldingham, en Caterham, y Stuart y Tom empezaron en el internado masculino de Bedford, en Bedfordshire.

Y aquí viene el problema.

La relación de Tom con sus hermanos nunca había sido excesivamente estrecha, sobre todo porque vivían en una competición constante por el cariño de sus padres. Aun así, cuando Stuart y él se quedaron solos en Bedford, el mayor trató de proteger lo mejor que pudo a su hermano —si por orden de sus padres o de motu proprio, no se sabe— durante el año que le quedaba antes de ir a la universidad. Pero cuando se fue... entonces es cuando comenzó el verdadero infierno para Tom.

Había vivido midiéndose continuamente con cualquiera que le rodease, preguntándose por qué sus gustos no coincidían con los de su familia o por qué no quería ser médico, abogado, ingeniero... y los niños de su clase vieron eso. Vieron eso y vieron su debilidad, maquillada malamente con los antidepresivos que a veces se dejaba de tomar para parecer "más normal". ¿Y qué hacen un grupo de niños ricos cuando necesitan sentirse superiores? Encontrar al más débil y machacarlo hasta que no queda nada de él.

Tom tenía doce años cuando le diagnosticaron anorexia y le tuvieron que sacar del internado para apuntarle en un colegio público del área metropolitana de Londres. Tuvieron que contratar a una niñera para que estuviese con él la mayor parte del día, a un psicólogo, a un psiquiatra, a infinidad de profesionales que trataron de hacerle la vida más fácil al pequeño; o eso decían. En realidad, todo era por comodidad de los padres.

Con sus altibajos, pasaron tres años en los que Sabrina se fue a la universidad y su prima Alessia se fugó de casa de su padre a encontrar esa felicidad que tanto buscaba. Y, entonces, ocurrió otra vez. Con los exámenes del GCSE a la vuelta de la esquina, Tom volvió a dejar de comer —al fin y al cabo, siempre le han inculcado que la fachada física va unida a la mental. Y él no se ve bien en ninguno de los dos planos— y se desmayó en medio de una de las pruebas.

Una llamada de atención para cualquier padre, un escándalo para los suyos.

Decidieron, mientras su hijo pequeño estaba en el hospital, en el ala de psiquiatría, rehabilitándose como buenamente podía, que irían a ese pueblo donde la hija de Lenora se había refugiado. No es que quisiesen que la pelirroja ejerciese una influencia de ningún tipo en Tom; no es nada de eso. Simplemente, pensaron que podrían matar dos pájaros de un tiro y, al tiempo que cambiar de aires a su hijo pequeño y dejar que el escándalo de una enfermedad mental en uno de los Rice desapareciese de la memoria colectiva londinense, hacer un favor a la hermana de Augustus y controlar de alguna forma a esa sobrina rebelde que les había dado más de un disgusto a todos.
Historia personal


Padre:
✦ Nombre completo: Augustus Joseph Rice.
✦ Profesión: Jefe de Cirugía.

Madre:
✦ Nombre completo: Lillian Margot (Standford) Rice.
✦ Profesión: Abogada.

Hermano/s:
✦Nombre completo: Stuart Joseph Rice. (24)
✦Profesión: Interino del ala de psiquiatría del hospital.

✦Nombre completo: Sabrina Catherine Rice. (20)
✦Profesión: Estudiante de ingeniería aeronáutica.

Otros familiares: Su tía Lenora, su tío Jasper y su prima Alessia.

Historia familiar: Opcional.
Datos familiares


Curiosidades:
✦ Siempre lleva ropa ancha y de manga larga que oculta su figura. Incluso en verano llevará una manga aunque sea fina. Nada de bermudas, ni pantalones cortos tampoco.
✦ Le controlan las comidas para que no se salte ninguna (tiene una dieta especial), pero a veces se la salta a la torera y también deja las pastillas, lo que provoca el caos en su mente.
✦ Quiere ser ilustrador de novelas gráficas. Le encanta dibujar y lo hace a menudo. Sus padres, por supuesto, no saben nada de eso.
✦ Tiene un montón de cámaras (lo único a lo que accedieron sus padres, por orden de su psiquiatra, que les aconsejó ceder a sus gustos por una vez) y le gusta hacer fotos a la gente mientras no se enteran. Cree que así capta mejor su esencia.
✦ Todos en su familia son pelirrojos, menos él. Todos. Piensa a menudo que es adoptado. Casi lo prefiere.
✦ Ha repetido porque no se presentó a los exámenes por estar en el hospital, pero es muy buen estudiante. Tampoco tiene mucho más que hacer.
✦ Conoce poco a Alessia, pero la admira en cierto modo. Ve en ella un pequeño rayo de esperanza a su futuro.
Otros datos


© RANDOM HIGH SCHOOL
avatar

Mensajes : 767
Fecha de inscripción : 22/09/2016
Thomas J. RiceEx-Alumno

Volver arriba Ir abajo

Re: Thomas J. Rice

Mensaje por El Instituto el Vie Sep 23, 2016 12:06 pm

Parece que sabes escribir... está bien. ¡Aceptado en Random High School!

No olvides hacer los registros correspondientes. ¡Gracias!
avatar

Mensajes : 3930
Fecha de inscripción : 24/09/2013
El InstitutoEspíritu del instituto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.